La ‘escucha activa’ consiste en la habilidad social para saber establecer relaciones sólidas, estables, profundas con el otro. Con la ‘escucha activa’ se logra una conexión emocional entre padres e hijos, al contrario de lo que resulta una actitud indiferente y de descalificación. El no adelantarse a juzgar y ponerse en el lugar del otro también es una práctica que funciona en hijos y en las parejas.
Quieres conocer un poco mas de los secretos y prácticas de la escucha activa? Inscríbete ahora mismo.

Si te interesa inscríbete aquí abajo